Si regentas un negocio, es muy probable que pidas a tu asesoría de empresas en Elda que te oriente sobre la correcta manera de gestionar el IVA. Este impuesto, cuya carga recae sobre el consumidor final, obliga a que el autónomo, pyme, sociedad o cualquier forma jurídica lo repercuta en sus clientes. Después, minorado en la cantidad que nos hayan repercutido los proveedores, habrá que ingresarlo en Hacienda trimestralmente.

Por lo expuesto, es conveniente que llevemos siempre un control exhaustivo del IVA que vamos generando y soportando. Como empresarios, somos meros intermediarios en el impuesto, por lo que cuando cobramos por nuestras ventas o servicios, debemos tener en cuenta que la parte correspondiente al IVA no nos pertenece. De igual modo, en las compras esa cantidad supone, en el fondo, un menor gasto.

Desde cualquier asesoría de empresas en Elda se puede aconsejar al respecto del mejor modo de gestionar este IVA. Lo más sencillo es ir apartando, cuando se cobran las facturas emitidas, el porcentaje en cuestión. Después, y conforme vayamos recibiendo las correspondientes a los gastos, vamos restando de la "hucha" creada, y esa será la cantidad aproximada, si no hemos cometido errores, que ingresaremos en Hacienda.

Conviene recordar que, a efectos de este impuesto, no importa si se cobran las facturas o no, pues es exigible desde el mismo momento en que estas se emiten. Por ello conviene hacerlas cuando estemos seguros de su cobro, pues, de lo contrario, estaremos adelantando el pago al cobro, lo que puede generarnos dificultades de liquidez. En caso de cantidades grandes, podemos facturar en varias veces si el ingreso por parte del cliente va a diferirse mucho en el tiempo.

Sobre este y otros aspectos de la gestión de tu negocio te orientaremos en Top Asesoría Integral para que los impuestos y el papeleo no te distraigan del día a día de tu actividad.