Cualquier tipo de negocio está obligado a pagar una serie de impuestos. Por ello, es muy aconsejable contratar los servicios de una asesoría de empresas en Elda que te asesore de manera profesional en cada momento.

Entre los impuestos que las empresas deben pagar, se encuentran los tres expuestos a continuación. Cualquier asesoría de empresas en Elda podrá informarte sobre ellos y ayudarte a llevar a cabo tus pagos.

El Impuesto sobre Sociedades (IS). Es el tipo de impuesto generado sobre la renta de todas las empresas y el resto de entidades que estén establecidas en España. Entre los sujetos jurídicos que deben hacer frente a este impuesto están las sociedades mercantiles, las agrarias, los fondos de inversión, los fondos de pensiones, etc.

Este tipo de impuesto es obligatorio, incluso cuando no se desarrolle actividad durante el periodo impositivo o no se generen rentas ligadas al mismo. Todas las sociedades que se hayan generado bajo las leyes que regenten en España y tengan su domicilio o sede fiscal en nuestro territorio, se consideraran como sujetos pasivos.

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE): este tipo de impuesto afecta tanto a personas físicas o autónomas, como a sociedades y entidades jurídicas, aunque las actividades agrícolas, ganaderas, forestales y pesqueras quedan excluidas del mismo.

Se divide en cuatro tipos de declaración: el de alta, cuando se inicia una actividad; el de variación, cuando existen cambios en la misma; el de baja, cuando sucede el cese; y por último, el del importe neto de la cifra de negocios. La cantidad exacta que se pague, viene determinada por las cuotas de cada actividad.

El Impuesto sobre el Valor Añadido: este es el tipo de impuesto que grava sobre el consumo de bienes y servicios, siendo de naturaleza indirecta. Su aplicación se extiende solo por la península y las Islas Baleares.

Consúltanos en Top Asesoría Integral.